¿Cómo restaurar un Ipod sin cargador de pared?


Oh, bellisimos Ipods. Esos aparatos deliciosamente diseñados con el fin de dar placer a todos nuestros sentidos. Puedo decir que cada una de las sensaciones humanas puede ser excitada mediante un aparato de estos. La vista, por sus diseños hermosos y colores limpios y sobrios; el tacto, perfectamente complacido con su click wheel tan hermosa; el oìdo, por su sonido fluido y excitante; y bueno, el gusto y el olfato solo se complacen en adictos a estas bellezas como yo ;) .

Lo malo viene cuando empiezan a dar lata. Sí, Apple es perfecto para crear bellezas pero un monstruo (como cualquier otra empresa) a la hora de las soluciones.

En estos momentos mi 5.5G de 30GB está lejos... tengo palabra y mi sobrina lo disfruta por toda una semana gracias a su cumpleaños número 14. La quiero, la quiero demasiado para haberle soltado mi hermoso bebe. Pero aquí a mi lado, mirandome a los ojos, está otro, otra belleza de Apple en color plata con 4GB de memoria para almacenar buena música. Es el ipod de Victor; CyberIpod, dice él. Lo tengo en reparación (me ganaré unas cheves, right?) , pues la reína se puso su corona y empezó a dar lata desde hace buen rato. Tremenda belleza no puede permanecer guardada en un cajón...

Qué pasa cuando restauras un ipod de esta generación? Te pide un cargador de pared. Un maldito y asqueroso cargador de pared con el que yo no cuento. Porqué lo pide? Sepa la madre... =S . A Apple se le ocurrió y Apple es sabio y no se le contradice. ¿Y ahora qué? En su hermosa pantalla añeja solo se muestra un icono feo que me dice (o me intenta comunicar) que debo conectarlo a la corriente alterna, a la pared, enchufarlo, no laps, no PC, WTF??

Ahh!! Google es sabio, vamos a preguntarle... pasan las horas, google no me explica, nadie sabe, nadie supo; comprate un cargador de pared, me dicen los foros ¿y las cheves!? Jaja!

Pero Pat tenía la solución. Yo no sé ni quién es Pat, pero fue el último link que decidí visitar esta noche y fue Pat quien respondió y solucionó mi velada con el ipod.

¿Alguna vez alguien se ha fijado en el conector de cualquier cable USB detenidamente? Netamente... yo no! . Resulta que las dos patitas o pins (en palabras de Pat) sobresalen de las demas que conectan al puerto USB de un ordenador cualquiera. Pues bueno, son estas patitas o pins las que transfieren energia y no información. ¿Ya vamos entendiendo? Voala!

Para todo despistado (cómo yo) que tenga el mismo problema, basta con conectar el cable USB del ipod a este, y acercar un poco el otro extremo a el puerto USB sin conectarlo del todo. Esto hará que los dos pins que sobresalen de los demás tomen la corriente necesaria para mandar a el Volcán del Popocatepetl a el maldito icono ese que no nos deja continuar con nuestro trabajo de restauración.

Dios salve a Pat, Dios salve a los pins que sobresalen, Dios salve a Victor y su ipod próximo a revivir, Dios salve a estas bellezas creadas por Apple.

Y yo ¿para cuando recupero a mi bebe?

2 Comments

Make A Comment
top