La distancia es un cigarro

posted under , , by Solid Neos | Edit This
Hoy no hay luna. Pero si una noche tranquilamente triste. Asi ando yo, y asi les dejo mis ultimos cinco minutos del día:

La distancia es un cigarro

La distancia es como sentirse abandonado.

Cruzaron la nostalgia y el recuerdo la avenida de mi vida, encontraron
en la acera a Ms. Melancolía mirandome directo a los ojos.
Despues estalló, y ya no supe nada.

Un día de estos tantos desperté con tus ojos mirandome de frente, como retandome
al olvido.
Al otro no tenías ni rostro ni ojos ni me mirabas ni me olvidabas. Tan solo fingías.
Y eso es peor...

La distancia es como verse viejo.

No tenerte cerca es como vivir con un fantasma y hacerle el amor por las madrugadas.
Cuando pasan las horas y tu no me observas se escurren en mi los demonios y empiezo
a escribir. Pareciera que me alejo de casa (tú eres mi casa) y empiezo a escribir.

A veces pasan las horas en noches como ésta y no encontrarte ni en la cartera es
un tormento. Eres esencial. Como mi tazita de café en veladas nocturnas. Como mi
pluma y mi papel.

La distancia es como no sentir nada.

Y yo no siento nada cuando pasan 72 horas y no te veo. A veces hasta dejo de ser yo
y me invaden los celos. La oscuridad roza sus labios por mi boca y me convierto en
una sombra. Y entonces no te veo. Me vuelves loco cuando te veo (y cuando no también).

Uno se siente abandonado en estos casos. Indefenso, contraído y mutilado. Marginado,
sodomizado y delirante.
Prefiero estar asi que ir por la vida de ignorante.
Y olvidarte.

¿Para qué?

(La distancia sabe a olvido. Es un cigarro, qué se apaga al soplar el viento, es un
recuerdo, y parte de mi existencia. De la mia, de la tuya de la nuestra. La distancia
es de nadie. Es éfimera y le pertenece al viento. La distancia no me oye cuando te llamo, ni me observa cuando te olvido. La distancia nos recorre. No es de nadie. La distancia es un cuento que inventamos los cobardes)

2 Comments

Make A Comment
top