Como quién no entiende

Este fin de semana trajo consigo algunos sucesos un tanto disparatados qué vale la pena analizar por mi mente un poquito aún más disparatada.

Lamentablemente y por razones qué entiendo (y otras qué no) en menos de 72 horas discutí con mi madre por espacio máximo de 30 minutos acerca de mis creencias cientificas, psciologicas,humanas, inhumanas, religiosas y deplorables desvarios de mi mente a petición de su honorable presencia. Acto seguido, me topé con el tipo qué me daba estudios religiosos basados en las asquerosas creencias de mi madre (disculpen el término despectivo, es qué simple y sencillamente: asi me parecen!) , lo cual desató otro sin fin de voces en mi interior qué me obligaban a darle un puñetazo en la cara (cosa que no hice y qué va a derivar en el contenido de este post). Un poco más tarde tuve un conflicto por reacciones en el último post el cual espero haya quedado aclarado y resanado con cemento, y pa' finalizar, hablé un rato con una de mis mejores amigas acerca de la pregunta existencial más añejada pero interesante del planeta: ¿Porqué?

Porqué cojones no entendemos nunca las personas?

Esto aplica en toda la extensión del término para mi, y para todos los actores de mi curioso y agradable (no tanto) fin de semana.

¿En qué mente tan cerrada y llena de mierda religiosa (vuelvo a pedir diculpas por el término, asi me lo es!) cabe la estupida necesidad de ir por ahí en el mundo diciendole a cuanto inepto se te cruze enfrente el porqué deben o no deben hacerse ciertas cosas en la vida?.
Me parece un cuento para niños.

Quiero aclarar desde YA qué no me gusta hablar de las religiones. Es un tema tan complicado como lo es (a sabiendas del folklor pópular) hablar de el duelo Tigres-Rayados, de las mil y una diferencias entre el pejelagarto y el señor presidente-entro-por-la-puerta-de-atras ó la discusión eterna de si yo soy o no un bien para el universo.

Es por esto ( y por muchas cosas más) qué regularmente suelo ser un tanto tranquilo y pasivo ante cualquier portador de cualquier dogma de fé qué se me pare enfrente. Llamese testigo de jehova, cristiano, catolico, ateo, budista o waltermercadofollowerguy.
Pero chingadamadre (disculpa de nuevo!!!!) que hay días que voy a despertar demasiado yo ( egocentrico, lógico, psicologo, soñador, pensador, bebedor y pecador) como para andar aguantando tanta cantidad de idioteces qué le pasan a otro tipo por la mente gracias a su arrepentimiento.

Aquí el señor en cuestion, resultó ser un pecador pero del más vil tipo, de esos qué estan arrepentidos de sus acciones y quieren resolverlo a base de : "Dios , te adoraré, pero perdoname"

Señores!, lo hecho , hecho está. Y no hay poder humano más qué la propia fé de sus cerradas mentesitas qué pueda hacerles olvidar sus pecados. Sí queridisimo pecador arrepentido, tus demonios te van a seguir chingando por las noches mientras sigas siendo humano y no habrá poder divino qué calle a esa diabolica vocesita en tu interior que vanalmente llamamos conciencia.

De la misma manera quisiera responderle a mi madre. Pero es mi madre, y merece el 200% de mi respeto (además me da un gusto tremendo verla feliz, y sí tú, Dios, Jehova, Jesus, Buda, Quetzalcoatl, Arquitecto, Madre Naturaleza, "Divino" Gaitán o papá Temo tienen el poder de dibujarle en su rostro una sonrisita, yo se los agradezco).
Madre, ojala leyeras otra cosa aparte de ese librito de reglas tan sencillas de entender con forro negro y letras doradas como para darte cuenta de qué no soy ningun seguidor del culto más satanico de la tierra, simple y sencillamente; soy yo, y me gusta pensar a mi muy personal manera.

Cada cabeza es un mundo me dijo un muy buen amigo ésta tarde. Y creo qué todos ya lo sabíamos (y si no , aprendanselo).
Aquí,en este blog, y en esta vida,no hay reglas para vivir, para leer, para ponerle titulos a las entradas o para hacer comentarios. Nuestro Dios (con cualquiera de los nombres posibles qué he mencionado y otros que omití) nos vomito a la tierra con el único y simple y sencillo afan de qué divinizemos nuestra vida y le demos un sentido. No para andar discutiendo sobre religiones, equipos de fútbol o comentarios despectivos. No para andar bailando regaetoon (o como mierdas se escriba) TODAS las noches y trabajar en lo mismo durante todas las mañanas. No para andar leyendo el mismo librito cada vez que nos amanece un día o escuchando las mismas canciones cada vez que nos sentimos acongojados, cabizbajos y tristes.
A todos y cada uno de ustedes les tocó la deliciosa desgracia de venir al mundo a vivir, y deberían dedicarse a simplemente hacerlo.
Hacer todo lo qué implica el verbo vivir (pensar, amar, tener amigos, cojer, hacer el amor [porqué vaya qué hay una gran diferencia], comer, observar, escuchar,estar con la familia,estar solo,viajar, volver a amar, morir en veces) debería de ser su tarea de todos los días.
No el andarse preguntando si Dios existe, si está bien o mal lo qué estamos haciendo, si debemos arrepentirnos o debemos amarnos o no amarnos. No el ir con la misma jeta de "no quiero hacer nada" todos los días o discutir con los amigos por temas qué sin duda están muy por debajo de lo qué en realidad, los mantiene unidos.

Señores, ahí afuera hay fuerzas, fuerzas actuando. Con un carajo, dejenlas actuar.
Estoy seguro qué tú, catolico, cristiano o budista estarán de acuerdo conmigo en que a ese dios en el que creen con tanto recelo, le parecera mejor la idea de qué vivan, en lugar de estarle prendiendo veladoras por la noche.

Y como dice el buen Luiz con Z, esto no lo digo con la premisa de "vender mi idea", sino que me tomaré la molestia de aclarar qué lo hago basado en mi muy asquerosa, repugnante, chilera y carente de morbo, pero también, de moral, opinión.
Es decir, qué si a alguien no le parece mi forma muy ignorante de pensar, puede quejarse ante la autoridad más competente para estos asuntos blogeristicos o si así lo desea, poner a funcionar sus neuronas y dejarme sus propias visualizaciones al respecto en un comment de este post.

Hay un mundo afuera. Salgan a explorarlo. Que hay para todos. Yo en lo personal, todos los días, les dejo un poquito.
El problema es qué no se den cuenta...

Express Yourself LIVE

3 Comments

Make A Comment
top