Excistencialismo

posted under , , , , by Solid Neos | Edit This
Debe ser algún proceso relacionado con la puta edad de los 18 y la falta de credencial de elector todo esto... Eso, o la luna está jugueteando conmigo como suele hacerlo cuándo se asoma regordeta, amarilla y llena de un sabor especial que en lo personal, me encanta.

Creo que el excistencialismo es lo mio en estos días. Eso de buscarle un sentido o una justificación a mi simple existencia ha estado resonando mucho por las cavernas de mi mente apretujada.

Coincídia hace un rato por la red virtual con un amigo chileno sobre la falta de cariño. Pero una falta de cariño nada común. El aprecio está por todas partes: con mis amigos, con mi familia, con quién amo (amé, amaré, amo). Me refiero a un cariño frustrado, un conjunto de circunstancias que no se han dado (y no diré: "ni se darán" porque el pesimismo no es lo mio)

Hace falta un motivo para todo lo que estoy haciendo. En relación a esto, ella, sin duda, es mi más nuevo motivo. Motivo que por alguna razón no publicable no debería serlo. Motivo que de todas maneras es un buen impulso.Motivo que me gusta, ya lo saben.

Sin embargo, algo falta. Una razón suprema para hacer las cosas, para decir: "todos estos objetivos (qué ahí están, sin duda alguna) están por algo. Por esto y por aquello". A veces me gustaría creer en Dioses como muchos de ustedes para basarme en sus preceptos esclavizadores y entregarme sin pena ni gloria a lo que su tesis decida. A veces quisiera creer tan profundamente en el amor como lo creí en otros tiempos para cegarme y no ver lo obvio.A veces quisiera adorar las monedas para que ellas sean mi objetivo final. O la bebida, o los cigarros, o andar de cama en cama, o mis padres, o mi familia, o mis amigos...

Me remito entonces, a una filosofía muy de hueva para estos lares bloggueros, de mi autor favorito:


" Y me contó la historia de un muchacho enamorado de una estrella. Adoraba a su estrella junto al mar, tendía sus brazos hacia ella, soñaba con ella y le dirigía todos sus pensamientos. Pero sabía o creía saber, que una estrella no podría ser abrazada por un ser humano. Creía que su destino era amar a una estrella sin esperanza; y sobre esta idea construyó todo un poema vital de renuncia y de sufrimiento silencioso y fiel que habría de purificarle y perfeccionarle. Todos sus sueños se concentraban en la estrella. Una noche estaba de nuevo junto al mar, sobre un acantilado, contemplando la estrella y ardiendo de amor hacia ella. En el momento de mayor pasión dió unos pasos hacia adelante y se lanzó al vacío, a su encuentro. Pero en el instante de tirarse pensó que era imposible y cayó a la playa destrozado. No había sabido amar. Si en el momento de lanzarse hubiera tenido la fuerza de creer firmemente en la realización de su amor, hubiese volado hacia arriba a reunirse con su estrella.
{Fragmento de Demian-Hermann Hesse}

...Vamos a creer juntos, o a no creer en nada.Que al fin y al cabo, no hay que creer en nada.
Hay que crearlo todo...











18 Comments

Make A Comment
top